Cine espartano: “Jeremías Johnson”

Sabemos que el exceso de comodidad con que nos tienta la sociedad moderna perjudica nuestra salud. Nuestro cuerpo necesita ciertos desafíos para despertar su capacidad de soportar la “incomodidad” inherente a la vida natural, fortaleciendo así nuestra salud.

Sabemos, por tanto, que pasar algo de hambre, algo de frío, realizar esfuerzo físico intenso (en ayunas para los más atrevidos), idealmente expuestos al sol y en un entorno natural, recupera parte de lo que nuestros ancestros hacían habitualmente y que nosotros, hijos de la civilización tecnológica, nos sentimos afortunados de haber desterrado de nuestra plácida existencia. Leer más…

¿Por qué ser +Fuerte te hace +Sano?

Vivimos una época de auge de los tratamientos anti-aging y de todo tipo de suplementos y cremas que nos prometen la eterna juventud o, al menos, llegar a viejos sintiéndonos y viéndonos lo más jóvenes posible. Es curioso que este tipo de mensajes no suelen incluir el deporte como método anti-envejecimiento y, menos aún, el deporte de fuerza, considerado aún por la mayoría como exclusivo de modelos, culturistas o ligones de piscina. Leer más…

Testosterona: grasa, músculo, sexo, salud y longevidad

Desconectarnos de los estímulos que nuestros genes necesitan (frío, esfuerzo físico, hambre, alimentos naturales, naturaleza, sol…) y exponernos en cambio a agentes tóxicos que desbordan nuestros sistemas de defensa y reciclado (polución, luz eléctrica potente en la noche y/o ruido excesivo a todas horas [contaminación lumínica y acústica], pesticidas, saborizantes químicos, plásticos, parabenos, estrés, tabaco, alcohol, grasas hidrogenadas, azúcares industriales, sedentarismo…) es algo que ha hecho estragos en nuestro equilibrio hormonal y por eso observamos un envejecimiento prematuro en la población y un florecimiento de las clínicas de baja testosterona, que nos ofrecen recuperar nuestra masculinidad, vida sexual y forma física perdidas.

Leer más…

Descalzos: más fuertes, menos lesiones

Uno de los problemas de las sociedades desarrolladas es que la comodidad y el confort invaden todas las esferas de nuestra vida: sillones reclinables con automasaje, robots que limpian y cocinan por nosotros, supermercados, calefacción, aire acondicionado, coches, ascensores, carritos de la compra, escaleras mecánicas, lavadoras, lavavajillas… y aunque por un lado está bien que no tengamos que dedicar tanto tiempo a ciertas labores por otro ese tiempo no se emplea en realizar actividad física o pasear por el campo sino en tumbarnos en el sofá con palomitas a hacer maratón de series (de TV, no de burpees…). Leer más…

Recetas de IsaFitness (III): Fuertes y sin grasa en verano

Ya llegó el verano y comer bien es más difícil en vacaciones: las terrazas, las cervecitas, las tapas, los helados y granizados (cargados de azúcar), las copas por la noche… y aunque todos pretendemos hacer algo de ejercicio para poder lucir tipín en la piscina, el calor abrasador hace que la pereza nos venza y acabemos en el sofá viendo series (no es lo mismo que “hacer series”) con el ventilador a tope… Leer más…

Amigo fiel que nos hace más sociables y nos obliga a movernos

Orígenes de una amistad ancestral

La relación entre humanos y perros tiene un origen muy lejano  en la historia de nuestra especie. La evidencia fósil más antigua de un perro domesticado por el hombre fue encontrada en 2008 en la cueva Goyet de Bélgica, correspondiente a hace unos 31.700 años, aún en la era Paleolítica. Los investigadores se inclinan a pensar que fue el perro el que dio el primer paso para acercarse al hombre y no al revés. Leer más…

Recetas de IsaFitness (II): Cena espartana

Las recomendaciones habituales en nutrición sugieren que hay que repartir la ingesta calórica diaria en 5 o 6 pequeñas comidas y cenar poco. Lo natural (según nuestra evolución) parece ser todo lo contrario: hacer pocas comidas grandes (cuando conseguíamos alimento en un entorno primitivo hacíamos el máximo acopio de energía posible porque no sabíamos cuándo podríamos comer de nuevo; sobre número ideal de comidas puedes consultar nuestros Principios básicos de nutrición espartana) y cenar fuerte para rellenar nuestros depósitos, agotados después de un largo día luchando por la supervivencia en un mundo peligroso y brutal. Quienes hacen ejercicio saben que lo óptimo es realizar éste con el estómago vacío y después hincharte como recompensa al trabajo bien hecho. Como vemos esto no es por capricho, es que así fuimos modelados por miles de años de evolución. Leer más…

Recetas espartanas de IsaFitness

¡Hola, hola! me llamo Isabel y me encanta lo dulce. Como es un vicio que no puedo remediar y sé que el azúcar no es muy recomendable que digamos, ya que básicamente es un veneno y puedes morir sólo con probarlo (je, je… no es para tanto pero si consigues evitarlo ganarás en calidad de vida sin duda alguna), me las he ideado para hacerme recetas saludables, fáciles, rápidas e increíblemente deliciosas. Para poder disfrutar sin tener remordimientos nunca más. Claro que sin perder de vista que, aunque sanos, los postres son la guinda del pastel de una nutrición óptima y no pueden sustituir nunca a fruta, verdura, huevos, pescado… Iré subiendo recetas de postres y comidas que junto con el ejercicio adecuado os ayudarán a moldear cuerpos espartanos. Pero basta de preámbulo y vayamos a lo que os he venido a contar que hoy la cosa va de postres: Leer más…

Ejemplo de semana espartana

Hasta ahora hemos dado pinceladas teóricas de lo que podrían ser algunos ingredientes a añadir a nuestro estilo de vida para sentirnos mejor, más vigorosos, flexibles, jóvenes. Pero, parafraseando a un conocido powerlifter español, bien están las teorías y los estudios pero al final hay que levantar la barra… es decir, la teoría sólo es útil en la medida en que es aplicable en la vida real.

Por eso os dejamos aquí el ejemplo de lo que ha sido nuestra última semana real de entrenamiento/nutrición, algo factible, realizado por una persona entrenada que ronda los 40 años pero que no es un atleta de élite, es decir, algo que cualquiera con un periodo de adaptación previo, constancia, ilusión y fuerza de voluntad puede realizar en la medida de sus posibilidades (según edad, sexo, estado de forma, predisposición genética…).

Ya apuntamos que para tener un cuerpo bonito y funcional era preferible no especializarse en exceso en un único aspecto del fitness sino en todos a la vez para conseguir un fitness global. Un programa que atienda a esta premisa debe incluir fuerza, intervalos de alta intensidad, entrenamiento cardiovascular, flexibilidad, potencia, equilibrio y coordinación. Hay múltiples formas de aplicar esto, ésta es, por tanto, sólo una posibilidad entre cientos. Leer más…